ESTÁN PREPARADOS Y COMPROMETIDOS

 

Con un nuevo juez electo y con la totalidad de comisionados que apoyan la plataforma demócrata, el Gobierno del Condado de El Paso presenta un nuevo rostro al iniciar el año 2019.

Mientras Ricardo Samaniego tomará protesta como nuevo juez del Condado de El Paso, del mismo modo el demócrata Carl L. Robinson asumirá el cargo como comisionado del Precinto 4, después de derrotar en las elecciones al republicano Andrew Haggerty.

Será el día 1ero de enero a las 2:30 de la tarde cuando ambos funcionarios tomen protesta para cumplir su encomienda, pero de forma previa el obispo Mark Seitz oficiará una misa en la Catedral de San Patricio, y realizará la invocación a la 1 de la tarde del mismo martes.

“Hice mucho para prepárarme gracias a la oportunidad que tuve desde que fui declarado juez electo, fue una situación de lujo que busqué aprovechar al máximo”, dijo Samaniego a El Diario de El Paso.

Fue el mes de mayo pasado cuando Samaniego ganó la nominación al puesto de juez del Condado, después de superar al ex alcalde John Cook en una votación especial de desempate, y en donde 244 votos hicieron la diferencia en una cerrada pugna electoral en el seno del partido demócrata.

Debido a que el Partido Republicano no presentó candidatos para la elección de noviembre pasado, Samaniego aseguró el puesto que asumirá el primer día del 2019.

“Gracias a esta oportunidad que tuve de prepararme fui a 6 ciudades para comparar lo que ellos están haciendo, y tomar lo positivo para en su caso retomarlo y aplicarlo lo mejor posible en mi encargo”, sostuvo Samaniego, quien reafirmó su compromiso de ser “un juez conciliador y abierto al dialogo”.

“Tuve la oportunidad de platicar con todos los CEOs de los hospitales, me preparé muy bien, pues para mí va a ser muy importante llegar al puesto pero con una comunidad que me tenga confianza, que sepa que estoy pensando en ellos, que conozco sus problemas”, dijo el empresario y especialista en organización, quien tendrá su primera encomienda como funcionario público.

El juez electo encaró la transición desde el mes de mayo, al reunirse con los equipos de Jo Anne Bernal, procuradora del Condado, con los comisionados del Condado, con Ruben Voight, actual juez del Condado y quien asumió el puesto después de que Verónica Escobar pidió licencia tras postularse y ganar la elección al Congreso.

“Estos tiempos me dieron la oportunidad de entender las cosas al detalle, de visitar personas y lugares, y de aprovechar el proceso de entendimiento y aprendizaje”, sostuvo.

Samaniego es conocido en la región fronteriza como un empresario, pero ahora como juez del Condado de El Paso prefiere que se le considere además como una persona conciliadora, pero fue claro al decir que no apoya la demolición de edificios históricos, así como cuestiona la construcción de la arena deportiva en la zona de dicho barrio, y que a la fecha se encuentra en litigio jurídico en busca de una resolución.

“No es mi intención chocar con el alcalde Dee Margo, muy al contrario, nos conocemos desde hace tiempo, cuando su familia hizo negocios con la empresa Cementos de Chihuahua, donde yo trabajé”, recalcó Samaniego.

“Creo que debemos de hacer los egos a un lado y poder encontrar la mejor solución, estoy convencido que El Paso tiene mucho que dar, que la conservación histórica es muy importante y que el turismo histórico debe de tener un impulso mayor al que ha tenido”, declaró.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *