A RIESGO DE RECORTAR FONDOS A BASES MILITARES TEXANAS

Las bases militares más importantes de Texas podrían perder decenas de millones de dólares que ya estaban destinados para futuros proyectos si la declaración de emergencia del presidente Donald Trump, para construir un muro fronterizo, resiste los desafíos legales y la administración desvía los recursos del Ejército para la construcción de esa barrera.

Las bases incluyen instalaciones del Ejército y Fuerza Aérea de Estados Unidos en la Base Conjunta de San Antonio, las instalaciones militares de Fort Bliss en El Paso y Fort Hood en Killeen, además del Centro de la Reserva Naval en Galveston, de acuerdo a la oficina del representante demócrata Henry Cuéllar de Laredo.

En total, aproximadamente 265 millones de dólares destinados a la construcción y otros proyectos en las bases militares de Texas podrían ser desviados para construir el muro en la frontera Sur, de acuerdo a una lista de proyectos potenciales que el Departamento de Defensa dio a conocer a los legisladores este lunes.

El presidente firmó su declaración de emergencia después que ocurrió un cierre gubernamental durante cinco semanas cuando el Congreso se rehusó a aprobar 5.7 billones de dólares que Trump solicitó para el muro fronterizo.

El mes pasado, el presidente emitió una declaración de emergencia nacional que podría desviar billones de dólares del gasto destinado a Defensa para la construcción de barreras.

La Cámara y el Senado de Estados Unidos votaron recientemente para oponerse a la declaración pero el presidente vetó esa medida.

“Después que no pudo convencer al Gobierno de México ni al Congreso de Estados Unidos de que pagaran por ese muro que no sería efectivo, el presidente está tratando de evadir la autoridad constitucional y socavar el entrenamiento, preparación y la calidad de vida de nuestro Ejército y sus familias en Texas”, comentó Cuéllar a través de un comunicado por escrito.

La Base Conjunta de San Antonio podría perder aproximadamente 10 millones de dólares destinados para la construcción de una torre de control del tráfico aéreo, 10 millones de dólares para unas instalaciones de operaciones aeroespaciales, 38 millones para un salón de clases para el entrenamiento militar y un comedor, y más de 13 millones para un taller de mantenimiento de vehículos.

Fort Bliss podría perder 20 millones de dólares para caminos de acceso para la defensa, más de 8 millones de dólares para el Centro de Procesamiento Sanguíneo y 24 millones de dólares para apoyo de suministros.

Por lo menos siete demandas han sido entabladas para detener la construcción del muro, incluyendo el litigio entablado por el Condado de El Paso y el Centro de Estudios Internacionales Río Grande, que tiene su sede en Laredo.

“Queda claro que el truco político de Donald Trump afecta a nuestras tropas y pone en peligro nuestra seguridad nacional. ¡Esto debe terminar!”, comentó este lunes en Twitter la representante demócrata Verónica Escobar de El Paso, después de enterarse de los posibles recortes.

No queda claro cuáles proyectos serán escogidos o cuándo se tomará la decisión. El Departamento de Defensa hizo notar que los proyectos de construcción que ya fueron otorgados, así como otros proyectos, durante el actual año fiscal que termina el 30 de septiembre, no serán afectados.

Si los recursos para un muro fronterizo están incluidos en el próximo presupuesto federal, ninguno de los proyectos enlistados se verá afectado, señala una ficha de datos.

El Departamento de Seguridad Interna no respondió a la solicitud que se le hizo para que comentara sobre las declaraciones de Cuéllar. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *