TERMINA DICIEMBRE CON 100 ASESINATOS…

Diciembre de 2018 cerró con 100 homicidios en Ciudad Juárez, establece un conteo periodístico con base en información de la Fiscalía General del Estado (FGE).

El cúmulo de crímenes registrados aquí a lo largo del año pasado llegó a mil 247, una cifra que supera las reportadas en los seis años anteriores.

Desde el inicio de la actual administración estatal –que comenzó en octubre de 2016– hasta ayer en esta frontera se cometieron 2 mil 211 asesinatos.

En el lapso de octubre a diciembre de 2016 se contabilizaron 192 víctimas, mientras que en todo 2017 esa cantidad llegó a 772, indican cifras oficiales.

Los indicadores de la Fiscalía refieren que en octubre de 2016 fueron asesinadas 98 personas, 36 en noviembre y 58 en diciembre de ese mismo año.

Además, en 2018 se alcanzó otro récord negro con el número de mujeres ultimadas, 141, cifra que remonta a los niveles de 2011, lapso en el que mataron a 195.

De 2012 al 2017 el índice de asesinatos fue menor tanto en homicidios de personas del sexo masculino como del femenino, establecen datos periodísticos y de organizaciones civiles con base en información de la FGE.

El repunte de homicidios que se registró durante el 2018 tuvo su origen, establece el fiscal en la Zona Norte, Jorge López Nava, en los enfrentamientos por el control de los puntos de venta de droga –principalmente metanfetaminas– y por la expansión de territorios dominados por diferentes grupos que operan aquí.

Fue precisamente esa confrontación la que generó un alza en el número de asesinatos cometidos aquí entre mayo y agosto del presente año, lapsos con los registros más altos.

Un conteo periodístico con base en información oficial de la FGE establece que en mayo se perpetraron 124 asesinatos, 177 en junio y una cifra similar en julio, así como 182 en agosto, que resultó el más violento del período.

Los demás meses se presentaron menos delitos: 72 en enero, 44 en febrero, 56 en marzo, 65 en abril, 82 en septiembre y 64 en octubre.

Para noviembre se registró otro repunte con 104, mientras que diciembre cerró con 100.

“Es lamentable, ahora estamos a un nivel de 88 homicidios por cada 100 mil habitantes, un registro que no se daba desde julio de 2012”, comenta Ángela Sánchez, secretaria técnica de la Mesa de Seguridad y Justicia (MSJ) de Ciudad Juárez.

Indica que mientras en la frontera ese índice tuvo un ascenso, el año cerrará con 27 asesinatos por cada 100 mil habitantes a nivel nacional.

“Seguiremos trabajando y pidiendo a las autoridades que implementen estrategias para disminuir y lograr bajar esa incidencia”, afirma.

Aunque delitos de acto impacto como el secuestro y la extorsión están controlados, el indicador de seguridad que se está trabajando es el de homicidios, asegura la coordinadora de la MSJ, Isabel Sánchez Quirarte.

“Vimos un pico en los últimos meses que llevó a subir la tasa de homicidios por cada 100 mil habitantes, esperamos que en 2019 se logre bajar, estamos trabajando en conjunto con las autoridades, viendo qué estrategias podemos implementar como ciudadanía para lograr el descenso”, menciona.

La representante ciudadana recuerda que el homocidio es el delito por el cual miden a esta frontera a nivel internacional, por lo que trabajan junto con autoridades para mejorar la situación adversa que se enfrenta ahora.

Un factor para que eso ocurra es el hecho de que, a partir de la entrada del nuevo Gobierno federal, las autoridades comenzaron a trabajar en forma más coordinada; diariamente se juntan para ver los avances de cada 24 horas.

Aunque esa estrategia lleva poco tiempo se esperan resultados pronto. “Tenemos un poco de inestabilidad porque no sabemos qué van a hacer las nuevas autoridades, pero estamos trabajando con ellos a nivel federal, todo con el fin de que se mejore la seguridad y la paz aquí, declara Sánchez Quirarte.

La información recabada con base en los homicidios recientes permite establecer que la mayoría se cometió bajo la misma mecánica: una pugna por los puntos de venta de drogas al menudeo y el dominio geográfico de los grupos criminales, comenta el fiscal Nava López.

“Según las investigaciones, en la mayor parte de los homicidios tenemos como móvil precisamente el tema de las drogas sintéticas y la expansión de los territorios”, afirma.

Las autoridades enfrentan, además, los cambios en la forma de operar de los delincuentes, lo que obliga a buscar nuevas formas de combatirlos.

“Ha sido cambiante la modalidad de operación, hasta en el trasiego de la droga o venta al menudeo ha ido cambiando, nosotros nos hemos tenido que adaptar a estas nuevas modalidades para dar resultados, conforme hay resultados la delincuencia va mutando”, señala el fiscal Jorge Nava López.

El fiscal menciona que a pesar de las circunstancias se lograron capturas importantes, no sólo de las personas que materializan los homicidios, sino también de quienes los ordenan.

El análisis que generó el personal que trabaja en el área de inteligencia de la FGE establece que es cuestión de tiempo para alcanzar una estabilidad y un declive importante en los homicidios.

Anteriormente, agrega, lo que se lograba era la captura de las personas que formaban parte de bajo nivel de la estructura criminal, ahora se ataca a los que están abajo, en medio y arriba.

La coordinación que recién se implementó con la Federación y el Estado busca articular los esfuerzos de los tres niveles de gobierno.

“Con el apoyo federal y militar se están redireccionado las capacidades operativas para lograr la contención de la violencia”, dice Nava López.

Entre mayo y agosto de este año las calles de la ciudad fueron escenario de la disputa entre dos grupos que competían por la distribución al menudeo de drogas sintéticas, establecieron autoridades estatales.

El resultado de la pugna durante esos cuatro meses fue de 660 personas asesinadas. Ese lapso presentó los puntos más álgidos de homicidios a lo largo de 2018, indican estadísticas de la FGE.

La versión oficial que dio a conocer la Fiscalía refiere que en ese período se enfrentaron los miembros del grupo denominado “Aztecas Vieja Escuela”, encabezado por Eduardo Ravelo “El Tablas” –quien fue capturado el pasado 26 de junio en Uruapan, Michoacán–, contra los de “La Empresa”, liderada por René Gerardo Garza Santana “El 300”, aprehendido el pasado 7 de noviembre en el municipio de Aldama, Chihuahua.

“La Empresa”, a cuyos integrantes la autoridad les atribuye cientos de homicidios cometidos desde mayo pasado, prácticamente desapareció con la captura de su líder, considera Nava López.

Esa estructura fue conformada por integrantes de varias pandillas, la mayoría disidentes de “Los Aztecas”, que trabajaron con el Cártel de Juárez pero en la actualidad ya no figura como amenaza.

Con la captura de Garza Santana, el hombre perdió por completo el liderazgo dentro de las organizaciones delictivas.

Las detenciones que se realizaron y las confrontaciones entre grupos que operan en la región terminaron por debilitarlos, expone el fiscal.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *