‘NOS FUE MEJOR DE LO QUE ESPERABAMOS’…LAS MISIONES

Entre protestas y fallas en el sistema, el centro comercial Las Misiones inició ayer el cobro de estacionamiento.

Artemio González, director de operaciones de la empresa que maneja el aparcadero, dijo que aunque hubo algunas manifestaciones verbales por parte de clientes, “nos fue mejor de lo que esperábamos”.

A lo largo de la mañana y el mediodía hubo largas filas de automovilistas para salir ya que las ‘plumas’ se quedaban trabadas abajo.

Empleados dijeron que la falla se debía a que los mismos usuarios insertaban el boleto al revés en la máquina.

“La verdad es que durante las dos primeras semanas esperamos que pasen estos incidentes, más que el boleto atorado son persoinas que olvidan o no está acostumbradas a pagar o creen que pueden hacerlo en la salida”, comentó González.

Entonces, agregó, llegan a la salida y ya traen dos carros atrás y mientras deciden lo que harán ‘taponean’ el carril.

Dijo que en las entradas no hay fila porque el sistema no falla, “pero las salidas se tapan por la gente que no paga, hay vehículos atrás y se genera un minicaos por un par de minutos mientras se resuelve la situación”.

Agregó que también le reportaron casos en lo que las personas dijeron que tenían menos de media hora, lapso que no se cobra, pero al verificar resultó que llevaban hasta casi una hora en el sitio.

González afirmó que ayer se registró una afluencia normal de compradores al centro comercial.

“No tenemos los datos exactos, pero dentro de la plaza se ve el flujo normal, se notó menos aforo en los carros afuera, suponemos que es la gente que dejó de entrar porque no venía a la plaza, el centro sigue con el flujo normal”, dijo.

Añadió que todavía no se puede medir un promedio diario de vehículos que entran al aparcadero debido a que ayer iniciaron sus operaciones, así que el registro histórico apenas se comenzó a generar.

Comerciantes entrevistados indicaron que percibieron una asistencia cotidiana de clientes, pero dijeron que el fin de semana podría darse un mejor indicador.

“Nos estamos esperando al viernes, sábado y domingo a ver si viene la misma gente o menos, hasta ahorita todo está normal”, comentó la dependiente de un comercio que prefirió no dar a conocer su nombre por temor a ser reconvenida por su patrón.

Tanto ella como otros empleados de negocios dijeron que tendrán que desembolsar 300 pesos al mes por estacionarse dentro del centro comercial, lo que les parece injusto porque afecta sus percepciones.

“No sé qué vaya a pasar, estamos esperado a que arreglen eso, porque no podemos pagar por trabajar”, indicó el empleado de un comercio que se identificó sólo como Paco.

González dijo que ayer por la mañana algunas personas que llegaron sólo a dejar a otras a la plaza comercial, tal vez como un servicio de Uber, se confundieron y no sabían si tenían que pagar o no, por lo que se regresaban.

“Alcanzamos a platicar con algunos, les dijimos que podían entrar, dejar a su pasaje y que cuentan con media hora para salir, al saberlo les cambió el semblante”, expresó.

Add Comment